junipero-misa-dc

misa-canonizacion--644x362(CODIPACSQRO) En Washington, D.F., este 23 de septiembre de 2015, el Santo Padre Francisco, después de escuchar la solicitud de canonización y una breve biografía de Fray Junípero Serra, el Santo Padre ha pronunciado la fórmula de canonización:

“En honor a la Santísima Trinidad, para exaltación de la fe católica y crecimiento de la vida cristiana, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y la Nuestra, después de haber reflexionado largamente, invocando muchas veces la ayuda divina y oído el parecer de numerosos hermanos en el episcopado, declaramos y definimos Santo al Beato Junípero Serra y lo inscribimos en el Catálogo de los Santos, y establecemos que en toda la Iglesia sea devotamente honrado entre los Santos. En el nombre del Padre y del Hijo Y del Espíritu Santo. Amén”.

Con estas palabras Junípero Serra ha quedado instituido como San Junípero Serra, santo de la Iglesia universal, tras lo que el coro entonó con grande gozo el Gloria, mientras en la Diócesis de Querétaro, las campanas de los templos y capillas se elevaron al vuelo, dando gracias a Dios por la santidad de este hombre, que evangelizó parte de nuestras tierras.

En su homilía, el Papa Francisco recordó que Fray Junípero Serra “tuvo un lema que inspiró sus pasos y plasmó su vida: supo decir, pero especialmente supo vivir diciendo: ‘siempre adelante’”.

“Esta fue la forma que Junípero encontró para vivir la alegría del Evangelio, para que no se le anestesiara el corazón. Fue siempre adelante, porque el Señor espera; siempre adelante, porque el hermano espera; siempre adelante, por todo lo que aún le quedaba por vivir; fue siempre adelante. Que, como él ayer, hoy nosotros podamos decir: siempre adelante”, expresó el Papa Francisco.

San Junípero Serra, señaló Su Santidad Francisco, “supo vivir lo que es la Iglesia en salida, esta Iglesia que sabe salir e ir por los caminos, para compartir la ternura reconciliadora de Dios”.

El evangelizador de la Sierra Gorda y California, nacido en Petra, España, dejó “su tierra, sus costumbres, se animó a abrir caminos, supo salir al encuentro de tantos aprendiendo a respetar sus costumbres y peculiaridades”.

Es la primera vez que se realizó una Canonización en Estados Unidos. Admirablemente ha sido un hispano el canonizado, además de que el Papa Francisco es un hijo de migrantes y que la santa Misa fue celebrada en español. Fray Junípero Serra es el primer santo que conoce las tierras queretanas, que vivió y evangelizó en ellas.

De nuestra diócesis participaron en la santa Misa de Canonización, 40 personas, encabezadas por Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de Querétaro.

Auxiliadora García Bellorín